Publicidad

jueves, mayo 22, 2008

¡VUELVE INDIANA JONES!

¡Por fin ha llegado a los cines españoles la cuarta entrega de las aventuras de Indiana Jones (en este caso "Y el Reino de la Calavera de Cristal")!


En Creatura estamos tan impacientes en saber de qué va, que hemos dado la orden a dos de nuestros colaboradores, Rubén Bravo y Julio Vegas, de que se acerquen esta tarde a la sala más cercana, se la traguen, y mañana dediquen dos posts, bajo su particular punto de vista, a qué les ha parecido el film.

Mientras, aquí os dejamos con algunas curiosidades y anécdotas de las anteriores películas.

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

- La primera imagen que se nos presenta es una montaña igual a la de Paramount. El apellido de Spielberg significa en alemán "montaña que camina", y la primera empresa en la que trabajó tenía un logo de montaña que él mismo pintó. Este comienzo se repetirá en “El Templo Maldito” y “La Última Cruzada”.

- En un principio, Lucas estaba reacio a que Indiana Jones fuese interpretado por Harrison Ford, ya que este era protagonista de la saga Star Wars y Lucas no quería que Ford se convirtiera en "su Robert deNiro" haciendo alusión a Coppola.

- En principio, George Lucas pensó en Indiana Smith como nombre del protagonista, pero Spielberg se negó.

- El famoso Fedora de Indiana fue adquirido en una célebre sombrerería del Reino Unido. La diseñadora de vestuario y Harrison Ford lograron su tono "aventurero" después de ensuciarlo y arrugarlo antes de sentarse sobre él.

- Se ha dicho que una de las películas en las que se inspiraron fue "Sólo los ángeles tienen alas", ambientada en un pueblo sudamericano llamado Barranca. "Barranca" es el nombre que tiene el guía peruano.

- Las escenas de El Cairo se rodaron en Kairouan (que significa el pequeño Cairo). En el bar donde se rodó la escena entre Indiana y Belloq hay unas fotos del rodaje.

- En la película aparece un mapa en el que leemos los países Irán e Irak, pero en los años 30, fecha en la que está ambientada, Irán se llamaba Persia.

- La escena del árabe loco de la espada que se enfrenta a Indiana y éste le dispara, al principio iba a ser una gran escena de lucha, pero todo el equipo se intoxicó con la comida y tuvieron "problemas intestinales".

- El submarino que se usó para hacer la película es el mismo de la película "El submarino (Das Boot) de Wolfgang Petersen. Se rodaron las dos películas a la vez en la isla a la que se ve que llegan los alemanes.

- Existe una escena inédita en la que aparece el actor John Rhys-Davies atado a un palo y con un soldado nazi en frente de el a punto de fusilarle. En esta escena, Rhys Davis estaba sufriendo problemas de estómago debido a las altas temperaturas de Túnez y no pudo aguantar hasta llegar al baño, haciéndoselo en los pantalones mientras se estaba rodando.

Y EL TEMPLO MALDITO

- Inicialmente la película se iba a llamar "Indiana Jones y el Templo de la Muerte".

- El restaurante del principio se llama Obi-Wan (de la Guerra de las Galaxias). Podemos ver el nombre cuando Indy y la chica huyen del mismo.

- Harrison Ford odia las escenas en que tiene que mojarse. Según declaraciones del propio Spielberg, cuando tuvieron que filmar las escenas de lucha en el río, Ford no paraba de maldecir. "Es como los gatos", se atrevió a decir en alguna ocasión Spielberg durante el rodaje.

- Cameos: Dan Aykroyd se encuentra con Indiana al principio en el aeropuerto, Frank Marshall hace de turista al fondo de la escena del aeropuerto del principio y Steven Spielberg hace de turista al fondo de la escena del aeropuerto del principio.

- Se consideró a Sharon Stone para el papel de Willie Scott, pero la sonrisa de Kate Capshaw cautivó a Spielberg (más tarde se casaría con ella).
-Harrison Ford sufrió daños en la espalda después de pasar tanto tiempo a lomos de los elefantes durante el rodaje.

- Los cerebros de mono servidos en la cena del palacio son en realidad crema batida y colorante.

Y LA ÚLTIMA CRUZADA


- En la escena del principio, cuando el aventurero pone el sombrero a River Phoenix, y es ya Harrison Ford quien levanta la cabeza, el fotograma está invertido. Se nota por la mancha de sangre y la cicatriz, que están al revés

- Harrison Ford para que no se le cayera el sombrero y las escenas (del tanque sobre todo) le salieran perfectas, se grapaba el sombrero a la cabeza con una pistola de grapas.

- El actor Sean Connery tiene la manía para algunos desagradable de caminar sin pantalones para relajarse antes de las escenas, y no sólo en su camerino, si no también por el medio del plató, y curiosamente, también durante el rodaje de alguna secuencia. En esta película, cuando está hablando con Indiana (Harrison Ford) en el dirigible, recordando la infancia del protagonista, Sean Connery está sin pantalones, a sabiendas de que tan sólo su torso saldría en el metraje.

- En la escena de las catacumbas Indiana Jones se para ante un dibujo en la pared del Arca perdida, oímos entonces el tema musical de esta durante unos segundos.

- En la escena en que Sallah y Marcus Brody se encuentran y se desencadena una pelea con dos Nazis, en el corrillo de árabes que se hace se halla en primera fila ¡Un cateto español con boina y fajín! Se repite muchas veces el encuentro, en que siempre está con cara de "¿Qué hago yo aquí?".

- La mayor parte de las gaviotas de la playa en la que Indy y su padre son atacados son muñecos inertes; los que salen volando ante el paraguas de Sean Connery, son palomas.

"¡Pero que espabilaos que sois!"

3 comentarios:

Diego dijo...

Todo un mito del cine de todos los tiempos que con unos argumentos mas solidos que otros, ha hecho que disfrutemos deltante de la caja tonta mas, que con alguno de los bodrios que nos cuelan actualmente.

Creatura dijo...

¡Ya te digo!

PINKY dijo...

TITORITOOOO, TITORIIII, TITORITOOOO, TITORI TO RI!!!
YO TAMBIÉN VOY A VERLA, JARL CASI VEINTE AÑOS DESPUES DE LA "ÚLTIMA"