Publicidad

lunes, junio 22, 2009

TODAS LO HACEN BIEN

Hay cosas que todo el mundo hace mal. Los problemas de matemáticas. Las rotondas. Desnudarse. Educar a un niño. Sentarse. Y muchas otras que no vamos o no podemos decir aquí y ahora.
Hay, sin embargo, cosas que todo el mundo hace o dice hacer bien. Besar. Conducir borracho. Los macarrones. Y hay una que todas las mujeres que conozco dicen hacer bien: chuparla.
Con muchas mujeres he hablado del tema (más mujeres me han hablado de ello que me lo han hecho) y todas dicen hacerlo bien o muy bien. Para ello presentan los siguientes argumentos: nadie se ha quejado; siempre me lo han dicho; provoco felicitaciones, gemidos y otras cosas de placer.
Estos argumentos, muchas veces repetidos, no parecen los más validos. Cualquiera que conozca a un hombre sabrá que porque se la chupen son capaces de cualquier cosa. ¿cómo no vamos a felicitar pues a quién nos ha hecho un favor tan grande?
¿Es de esperar que después de hacerte una mamada tú digas: qué mal lo haces, no quiero repetir, no te dejo que me la chupes nunca más?
Entonces todos esos argumentos que las mujeres despliegan no van a ningún lado. No son veraces. No son científicos ni mensurables. A cualquier hombre casi cualquier mamada le parecerá bien. (El casi tiene que ver con cuestiones de sexo, no es lo mismo que te la haga un hombre que una mujer, ¿no?)
¿Es posible entonces que todas lo hagan bien? ¿Hay posibilidades de que alguna lo haga regular o incluso mal? ¿Se lo dirías a una mujer que acaba de hacerte eso y que puede en un momento dado repetírtelo?
Todo el mundo miente. Y muchos se lo creen.
Entrenando

3 comentarios:

Julio Vegas dijo...

Tod@s hacen cosas bien y mal, menos yo

VELPISTER dijo...

todas lo hacen bien. Muy bien. Porsupuesto, siempre se puede mejorar.

Selene dijo...

Jajajajajajajajajajajaja,


Pues a mi no me importa que me lo digan si es el caso, simplemente porque no a todos os gusta igual (si que os la chupen, pero no de la misma forma)
Es como a nosotras no todos sabeis comerlo y no a todas nos gusta de la misma forma.
Quizás porque no hay dos humanos iguales?