Publicidad

lunes, junio 08, 2009

DOS PIERNAS

Mi amigo Felipe es un poco bruto. Creo que esto ya lo he dicho. Y si no, lo pienso mucho, lo que equivale a decirlo en voz baja. En el colegio siempre era el más tonto en todo. Incluso era el último en ponerse a la cola de los bocatas. Y el primero al que se lo quitaban los mayores.
Su clase preferida era gimnasia. Y lo era no por las razones de los demás, te dan balones y puedes jugar y correr y saltar. Lo era porque en esa clase fue donde descubrió que tenía dos piernas.
El nunca se había dado cuenta de eso. Sí se ponía las dos zapatillas. Y se cortaba las uñas de los dos pies. Y se duchaba y se veía las dos piernas. Pero no había caído en que eran dos y eran distintas hasta el día en que el profesor de gimnasia le dijo: dale con la izquierda. Con cual pregunto Felipe. Con la otra, dale con la otra, dijo el profesor harto de Felipe. Y Felipe se quedó mirando hacia sus piernas durante mucho rato, sorprendido ante el hecho tan milagroso que acababa de contemplar.
Ahora se abría ante él un mundo nuevo. Tenía dos piernas ¿qué más sorpresas le aguardaban?



Dos piernas

1 comentario:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

El futuro político perfecto. Hará lo que le ordene el partido, y nunca se enterará de los casos de corrupción.
Un saludo