Publicidad

jueves, enero 22, 2009

LA VISIÓN DEL HOMBRE ENAMORADO

Como hombre enamorado sólo podía ver lo que veía. Una mujer hermosa, inteligente, lista (que no es lo mismo), divertida, simpática, sensual, sexual. Como hombre enamorado sólo eso podía ver.
Había más que ver. Defectos físicos ocultos tras la ropa o conocimos por todos, lagunas intelectuales, despistes, enfados, brusquedades, jaquecas. Había más que ver.
Pero un hombre enamorado sólo ve lo que puede ver (lo que quiere ver en cierto punto). Así que el hombre enamorado sólo veía las perfecciones más o menos inventadas de su amada.
El día que descubrió un fallo en su amada fue una catástrofe. Porque tuvo que amarla. Porque ya no era ella. Era otra cosa. Tenía errores. Omisiones. Era imperfecta. Era otra mujer. Y empezó a odiarla.
Está tan cerca el amor del odio. No podía soportar su cara, ni sus comentarios pedantes, ni los ingeniosos, ni los divertidos, ni su sexo ridículo.
Como hombre enamorado sólo podía ver lo que veía. Como hombre normal sólo podía ver lo que había.

Enamorado

2 comentarios:

Rage or Fury dijo...

Tus post están muy bien, pero, ¿Has pensado en hacerte un blog propio?
No te me encabrones pero estas cosas tan de uno mismo, mejor en un blog propio, asi puedes extenderte más.
Con respcto al post, creo que la visión de un hombre enamorado no existe, simplemente es CIEGA.

Julio Vegas dijo...

1- Hombre omega
2- Hombre, Rubén le echa un cable de urgencia a la perra de la Creatura, así que, por mi parte que ponga lo que quiera, que si no, más de un día no había ni post nia na! Y del digital ni os cuento ¡No te vayas nunca, Rubén!