Publicidad

lunes, septiembre 01, 2008

EN TU SILENCIO. SENDERO. VARIACIONES SOBRE DOS TEMAS DE JOSÉ MERCÉ Y VICENTE AMIGO.

EN TU SILENCIO
Yo sé que ya no soy
como yo era
y pasarán los años
y seguiré a tu vera
que ya no soy
como yo era

Lo sé. La gente no cambia. Pero yo no soy el que era. No por fuera. Ni por dentro. Sino de otra manera. Más íntima o más externa o qué sé yo. Pero no el que era. En el fondo soy el mismo niño idiota que era, pero ahora he aprendido a disimularlo. Sé que no soy como era, que ahora me mido más, que cuento las palabras antes de decirlas. Han pasado las años. La gente no cambia. No demasiado. Y yo he evolucionado. Me he endurecido, me he librado de amores, de gentes, de sentimientos, de palabras. He quemado mis poemas. Los de tristezas y de penas. Y siempre junto a ti o tu recuerdo. Y pasarán los años y seguiré contigo. De la forma que sea. Tal vez con otra forma y otro nombre. Pegado a ti siempre. A tu recuerdo. Porque no puedo librarme de ti de ninguna de las maneras. Ni siquiera dejando de ser quien era.
(...)
La serenidad que busco
es serenidad que encuentro
cuando me abrazo a tu voz
y me pierdo en tu silencio.

Y busco en ti mi serenidad y la encuentro. En tus brazos y en tu sonrisa, en tus ojos lejanos que se acercan en tus gafas. En tu voz que me habla si me habla. Porque en ti está mi descanso. De todo. De mí sobre todo y también. Como una isla cierta en un mar incierto. Te busco y te encuentro. Y me buscas y me hablas y me encuentras y nos quedamos callados sin saber qué decir o sin tener por qué decir. Callados y juntos. Silenciosos y tranquilos. Pacificados al fin después de tanto tiempo. Perdido en tu silencio. En tu voz. En ti. Perdido al fin en la calma. Por una vez en la calma.
SENDERO
Sendero de mi esperanza
hay días que no te encuentro
sendero de mi esperanza
entre carbón y suspiros
la soledad en mí se cansa
y loco yo me retiro.

Desesperanzado y ciego camino hacia casa. Buscando una esperanza a la que agarrame. Una esperanza que me mantenga en este mundo que no termino nunca de entender. Que nunca terminaré de entender. Sendero de mi esperanza que camino sin hallarlo. Que camino sin esperanza. Que camino por caminar como vivo por vivir, sin deseo ni esperanza, sólo por caminar, por vivir. Sendero de mi esperanza que no lo niego eres tú. Y tú estás cada vez más lejos. Sendero de mi esperanza, perdido siempre en ti, siempre en no poder encontrarte, esperanza. Sendero vacío, sin nada. Soledad que en mí se hace perpetua y se cansa de mí y sigue conmigo. Soledad completa sin ti. Soledad y sólo eso. Nada más. Me voy a casa. Ya veré por qué sendero. Ya sé que sin ti.

Portada del disco donde encontramos estos dos temas.

2 comentarios:

Saiza dijo...

En tu silencio, sigues en mi Memoria.
Muy bonito y muy profundo y siempre un placer escuchar a José Mercé.
Un saludo!

mammamia dijo...

óle,óle y óle.
uno de los grandes,si señor y Vicente Amigo genial.
gracias CREATURA por dar entrada al flamenco.