Publicidad

viernes, septiembre 04, 2009

DIOSES

Íbamos Felipe, Lila y yo hablando el otro día muy concentrados, muy despistados en la conversación. Tanto que al final nos perdimos. Y acabamos en un barrio muy raro. Allí todo el mundo vestía como en túnica o eso nos parecía.
Uno de ellos nos paró y nos dijo: “¿Buscan una fe? Yo tengo la verdadera. Crean en Zidane. Él es Dios. ¿Vieron el gol de la novena? Sólo Dios podía meter ese gol” Yo puse cara de incrédulo, porque entre otras maravillas he visto a Futre jugar. Así que pasamos de largo.
Otro nos paró: “La fe auténtica es la de Fernando Alonso. Fernando es Dios. Él creó el mundo, y luego, para alegrarnos, se creó a sí mismo, fíjense si es grande que se creo a sí mismo y a su cuello” Pero tampoco eso nos pareció excepcional.
Fernando Sánchez Dragó nos paró después: “Yo soy Dios y como soy Dios no tengo necesidad de creáis en mí ni de demostraros que soy Dios” Pero pasamos de largo. Entonces Dragó nos persiguió. Gracias a Dios conseguimos despistarle cuando las gafas se le cayeron del todo.
Por último encontramos a un hombre con traje. No nos dijo nada. Le preguntamos. ¿Usted es Dios? Y él dijo: “No, mi Dios es esto” y nos enseñó una botella de cerveza. Nos hicimos de esa religión.

Nuestra Madre Santa Birra