Publicidad

jueves, julio 11, 2013

LA PANDILLA VOLADORA. FAMILIA DE LA RUMBA.

La rumba es un género que con el tiempo se ha vuelto muy amplio. Desde una música muy elegante, muy correcta, con pantalones con la raya planchada y pelos engominados hasta una música alocada y libre, una música que no entiende de límites y fronteras, una música en chanclas y sin camiseta.

Y cabe Entre dos aguas, tal vez la composición musical española más importante desde los 70, con una línea melódica inolvidable y con una calidad técnica y artística inigualable. Y con tristeza. Y con alegría. Y cabe hasta Déjate querer, esa petición de un señorito andaluz a una señorita andaluza, que recuerda a las rejas de las comedias de los Quintero. Y cabe Bambino y su rumba descarnada y herida y triste y prohibida. Y caben Siempre así, casi hechos para señoritos, para chicas bien con vestidos gaseosos en las noches de fiesta de una discoteca cara.

Y, con todo, hay una hermandad en la rumba. La rumba catalana y canalla, la rumba callejera andaluza, la rumba madrileña, un poco chulesca y picarona, un poco hija de Sabina, la rumba que se baila en las ferias andaluzas, la rumba de la fiesta de los bares, cuando se cierran las puertas y al gente se queda dentro a celebrar que pueden seguir bebiendo.

Todas esas rumbas y alguna más están en La Pandilla Voladora. La rumba prima de Peret y El Pescadilla de Muchachito. La rumba callejera hija de todo lo habido y por haber de El Canijo. La rumba que nació de Lola Flores y Michael Jackson de Tomasito. La prima de Sabina de Lichis. Y la no rumba de Albert Plá.

Y todas se juntan en una fiesta de colores y libertad, de canciones y bailes y palmas. En una fiesta de alegría que se contagia entre todos los que los ven y los cantan. Están llenos de himnos, de himnos de la rumba y del rock y del reagge y hasta del merengue, himnos de libertad y felicidad que los protagonistas cantan o no cantan, sólo tocan y dejan que el público cante.

La rumba es un género muy abierto, pero siempre tiene un algo común, un aire de familia, como lo tienen estos cinco tipos que forman un grupo. Cinco tipos que vistos de lejos no se parecen en nada, pero que en el fondo, son hermanos en la rumba.



2 comentarios:

Laszlo García dijo...

muy bueno...!

Rubén Bravo dijo...

Gracias!