Publicidad

martes, abril 15, 2008

MUCHACHITO BOMBO INFIERNO

El pasado viernes 11 de abril, pude disfrutar de uno de los mejores conciertos a los que he acudido en mi vida. Sé que para alguno de los que me conoce esto puede parecer exagerado, pero os garantizo que hacia tiempo que no escuchaba a una banda sonando tan bien, entregándose hasta la extenuación y haciendo que todos los asistentes bailasen y saltasen como locos.

El grupo en cuestión (para el que no haya leído el título del post) es MUCHACHITO BOMBO INFIERNO y ese día, en la sala Old School del Sector 3 de Getafe, demostró (¡Y con mucho!) el porqué está donde está y lleva la agenda repleta con todos sus bolos a reventar (yo ya lo sabía de otros conciertos, pero es que lo de este viernes… ¡Fue la puta caña!).

Durante más de dos horas y media (y no es coña) nos deleitaron tocando casi la totalidad de los temas de sus tres CD’s (Vamos que nos vamos”, “Vamos que nos vamos – Extras” y “Visto lo visto”), junto alguna sorpresilla como el “40 forajidos” de G-5 o una particular “rumba” versión del tema de La Pantera Rosa, en la que el acompañamiento corrió a cargo de un “bugs bunniado” Edu Soto (quien previamente había dedicado una bulería a la triste eliminación del Getafe C.F. en la Copa de la UEFA).

¡Tará, tará, tara tarataratará tará tará...!

En fin, que así, sin comerlo ni beberlo, nos encontramos con una sala con todo el papel vendido, una acústica excelente y un grupo de compadres dejándose el alma en cada nota (o brochazo, como Santos), sacando un sonido que era para haber grabado un DVD en directo, de verdad.

Si todo esto no es suficiente para apuntarte al club de fans del grupo (si lo hubiera, que esto no lo sé), es justamente al terminar el concierto cuando uno descubre realmente lo grandes que son y lo importante que son los amiguetes para esta peña, sean de toda la vida o recién conocidos en la barra del bar. Así, el grandísimo señor D. Héctor Bellino (caja, charles, plato y lo que se ponga por delante), recordándonos de otros conciertos, nos dejó pasar con él al camerino (éramos cuatro: mi hermana Cristina, su amiga Patricia, Irene y yo). Y allí dentro, vimos que no sólo él nos recordaba, sino el resto de la trouppe: Tito Carlos, Santos, el Lere, Muchachito (Jairo, ¡Eres un crack!),…

Con Santos y Muchachito, que se ve quiere greñas

Y aquí es donde quiero realmente resaltar la calidad humana de estos tíos, porque veamos: se acababan de tirar casi tres horas tocando, por lo que deberían de estar hasta los huevos, con las ganas justas para pirarse al hotel a pegarse un duchazo y sobar un poco antes de levantarse y tirar pa’ León al siguiente concierto. Sin embargo, en lugar de eso y poner todas las excusas que les hubiera dado la gana (y que cualquiera con un poco de sentido común aceptaría inmediatamente), se dedicaron a charlar y beber con la basca, firmando y dibujando todo lo que se los pedía o haciéndose las fotos que hiciera falta. Y eso sin perder la sonrisa de la cara ni el buen humor.

Esto, para mí, los vuelve muy, muy grandes, y no hace sino aumentar todos los buenos comentarios que se oyen respecto a este grupazo. Te podrán gustar más o menos, pero te garantizo que uno de sus conciertos no te dejará indiferente. Y si nada más acabar, te quedas por allí un rato (¡No más de 5 minutos!), podrás intercambiar impresiones con cualquiera de los miembros de la banda ¡Garantizado!

En esta otra vez con Muchachito, Edu y Mr. Héctor Bellino

Yo mientras, siempre guardaré en la memoria todos los momentos (¿O quizás debería decir fiestas?) vividos junto a ellos: En Toledo en Febrero de 2006 (¿Te acuerdas, Pinky, con to’ esta gente en El Circulo y luego en El Gallo?); en Albacete el pasado verano (¡Más camerinos y hasta una conga en una de las carpas!); o este viernes mismo, que llegamos hasta el hotel (y me amenazaron con dejarme allí, que si no…).

Muchachito, Bellino, Tito, Lere, Santos, Alberto, Josué, Martín, David y Oscar: No puedo más que daros las gracias una y otra vez (especialmente a Jairo y Héctor, ¡Qué sois la hostia!) y nada, hasta la próxima vez que nos veamos y si se puede, la liemos ¡Salud y rumba, compadres!

¡Me ha encantado la dedicatoria, tanto por el texto como por el dibujo elegido para escribirla!

9 comentarios:

CRISTINA dijo...

¡Increible! Saber cada segundo que allí pasamos es difícil de explicar, fue una noche fantástica, donde disfrutamos al máximo de todas sus canciones, de sus chistes y de sus fotos.
Una maravilla de concierto y una maravilla de grupo.
Yo tampoco sé si tienen club de fans... ¿lo creamos?

Julio Vegas dijo...

¡No es mala idea!

Creatura dijo...

Peazo banda creaturense a más no poder. si teneis la oprtunidad de verlo no os lo perdais ni de coña, que lo disfrutareis que no veas. y si es en las fiateas de algun pueblo, en veranito, y al aire libre, vamos... para no olvidar!

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Que buen rollo tiene esta gente, yo no es que sea muy fan pero con ese trato que dan ya merece la pena ir a verlos, a la proxima me apunto.

PINKY dijo...

YO TAMBIÉN ME APUNTO A LO DEL CLUB DE FANS Y PARA EL SIGUIENTE CONCIERTO TAMBIÉN, QUE YA HACE TIEMPO QUE NO LOS DISFRUTO EN DIRECTO...Y DESPUES DEL DIRECTO.

Un día soñando en un sueño soñé, que estaba soñando contigo,
soñar con hacerte el amor y soñé que no estaba dormío,
sueño que sueño, piel con piel, calor con calor... cuerpo con cuerpo
y aquel color de tu pelo y tu piel a la vez, aún despierto y recuerdo.

Sandra Garrido dijo...

Pero que envidia me das jULIO, NO EXAGERAS, YO HE PODIDO DISFRUTAR DE mUCHAHITO EN DIRECTO Y ES UNA CAÑA, SE DEJAN LA PIEL Y FLIPÉ CON EL PINTOR....JOOOODERRRRRR CON LO QUE ME GUSTA!!!!!!!!!! QUE ENVIDIA.

Bellino dijo...

oye, que la gente va a pensar que te tenemos comprao!!!

la verdad es que sí que estuvo wapo el concierto, esa noche sonó todo como tenía que sonar, huo cachondeito y ver caras conocidas entre el público da una alegria que no te la imaginas.

bueno julio, otro dia no hagas enfadar a la irene y nos tomamos unas copas!!

voy a echar un vistazo a vuestro fanzine a ver qué tal...

Julio Vegas dijo...

No es sólo un grupazo, sino que hasta visitan el blog! muchos thank yous!

Anónimo dijo...

Hola soy Patricia la amiga de Cristina, como bien dice Julio, tuve la suerte de estar entre los afortunados de asistir a ese conciertazo y luego después poder verles en los camerinos y comprobar que eran de carne y hueso, hasta podían hablar y todo, y que paciencia tienen los tíos y que majos…por cierto es mi barrio y no sabía que la sala se llamaba old school..., bueno vuelvo al tema, ratifico todo lo dicho por Julio fue un concierto espectacular...vamos…que yo al día siguiente tenía que jugar un partido y fui con unas agujetas tremendas..y eso que Jairo “me tiro el balón”….nos os digo más….