Publicidad

jueves, noviembre 28, 2013

EL MENGUANTE NEGOCIO DE LA MÚSICA

Dejemos de lado lo que se vende, es decir, dejemos al margen el producto en sí mismo y su calidad, su valor como divertimento o como material artístico. La venta de música grabada ha caído un 71% en diez años. Es cierto que en estos diez años han pasado muchas cosas. La piratería, por ejemplo, ha pasado a ser un problema enorme. De ser un mal menor por los discos regrabados que se vendían, pasó a ser un gran problema al ser los discos descargados masivamente por internet. De una manera fácil y casi gratuita.

Pero no sólo eso. Las ventas de cds en formato físico cada vez son menores. Se venden más canciones sueltas, por plataformas digitales. Y sobre todo, ha dejado de venderse del todo. Con las plataformas de escucha por internet, spotify y similares, lo que se plantea es que las canciones no tienen que ser poseídas, pues siempre están ahí.

El negocio de las plataformas de escucha ha crecido sustancialmente. Da un universo de posibilidades al oyente. Pero tiene el gran handicap de no dar mucho beneficio a los intérpretes. Parece que ese es el futuro, pero habrá que negociar con las plataformas un reparto de los beneficios.

No se vende música por muchas razones. Por los nuevos medios. Por la crisis. Porque, para muchos, los discos son una antigualla. Porque se pueden conseguir gratis de otra manera. Eso ha llevado al sector ha producir cada vez menos. Y eso puede ser un gran problema. Porque puede llevar no a la desaparición del sector, sino a una unificación, a una producción basada en ventas masivas. Y eso, por supuesto, dejará fuera a muchos autores.

El negocio parece que se está desplazando y que necesita otro tipo de ideas. Las rocks stars van desapareciendo. Las ventas masivas, los éxitos fulminantes, se eliminan. No acabará el negocio, pero tiene riesgo de quebrar, no a las productoras, sino a los autores distintos, a los autores con talento que se separan de la línea.



2 comentarios:

Alejandro Cañizares dijo...

Artículo interesante, gracias por la publicación.

Rubén Bravo dijo...

De nada, gracias por leerlo. Intentamos que sea interesante y es muy gratificarlo conseguirlo.