Publicidad

lunes, abril 04, 2011

ESCOTE

Con el calor pasan cosas. Muchas cosas. Los árboles florecen. Los alérgicos se mueren. La gente sale a tomar el sol. Se ponen gafas de sol. Y se quitan las chaquetas. Y ya puestos se quitan los jerseys.
Estaba el otro día en la cola del banco. Y como siempre estaba esperando medio dormido, medio aburrido, mirando uno de esos folletos que te prometen un porcentaje muy alto o una vajilla por tu dinero. Mi dinero en este caso. Dos empleados trabajando. La chica de la caja. Gordita. Gafas. Y el chico de traje de la mesa. La única que atiende es la chica de la ventanilla. Esperamos tres personas. Dos tipos con mono o con traje de faena y yo.
Entra una mujer. Se nota que hace calor. No lleva chaqueta. Zonas de su anatomía que en invierno estaban guardadas ahora están al aire. Y el de la mesa que la llama y la atiende. Le pone la libreta al día. Y mira a esas zonas veraniegas de su anatomía. La chica se va contenta y yo que lo he visto y sé lo que pasa, sonrío. Aunque con ganas de atizarle un poco al de la mesa, la verdad.



1 comentario:

KEBRAN dijo...

QUE TURGENCIAS...
kebran