Publicidad

jueves, diciembre 18, 2008

PEQUEÑA MISS SUNSHINE

Es lo que tiene estar enfermo en cama: que a pesar de ser un coñazo, a medida que te vas recuperando, encuentras tiempo para hacer esas cosas que el jodido horario laboral te impide. Y yo, en mis estertores griposos, ayer me tragué esta divertida película.

Hacía por lo menos un año que pillé el DVD, pero entre unas cosas y otras, anoche todavía tenía el precinto de plástico alrededor. Así que nada, a abrir la película, meterla en el portátil y a la cama a taparse con un par de mantitas.

¡Y que os voy a decir! Pues que disfruté su escasa hora y media de duración con una enorme sonrisa en la boca. Y me da igual que viniera abalada con 2 Oscars, al mejor guión original y al mejor actor de reparto para Alan Arkin (el abuelo). La peli de por sí, sin conocer este dato, se disfruta por igual y reconcilia a uno con el auténtico cine independiente americano. El de las apuestas arriesgadas y el "slice of life".

Para el que no la haya visto, la historia trata de la disfuncional familia Hoover, formada por la pequeña Olive y sus aspiraciones a convertirse en reina de la belleza; su hermano Dwayne, "emo" y con voto de silencio; los padres, Sheryl y Richard, ella al borde del colapso y él, firme creyente en la idea de "hombre hecho a si mismo" y obsesionado (como la mitad de los yanquis) con el ser un "winner" o un "loser"; el abuelo, heroinómano malhablado y cachondón; y el tío Frank, que acaba de intentar suicidarse al ser abandonado por su pareja, un joven estudiante.

Este grupo se embarca en un viaje en furgoneta de 1000 Km., desde Alburquerque a California, para que Olive pueda participar en el concurso de belleza "Little Miss Sunshine" al que ha llegado de rebote (y es que Olive es miope y rechonchilla). A partir de ahí, sus personalidades y conflictos heredados explotarán uno tras otro poniendo a prueba su unidad, si es que alguna vez la hubo, como familia.

¡Como me he enrollado! Espero no haberos quitado las ganas de verla porque merece la pena, de verdad.

Sheryl, Dwayne, Frank, Olive, el Abuelo y Richard.

PD: Cristina, ya me contarás que te ha parecido. Y Ada, ya que es tu cumpleaños, pues que alguien te la regale si no la tienes.

2 comentarios:

mammamia dijo...

no te puedes ni imaginar mi querido Julio, la panzá a reir que me pegué hace unos días viendo la película,en la escena cuando tienen que subir a la furgoneta en marcha, creia que me descoyuntaba,yó también la recomiendo.
Que te mejores.Un besazo

Diego dijo...

Que GRANDE(con todas las letras) esta pelicula, es de lo mejorcito que se ha hecho tiempo atras y el baile final de la niña es como poco descojonante.Muy buena si señor.