Publicidad

sábado, diciembre 27, 2008

PENSANDO

Se me enreda en el pensamiento esa idea la misma idea que se repite y se repite. La rechazo y me rebota una y otra vez, vuelve como una pelota lanzada con mucha fuerza que vuelve y te golpea y te da y te hace daño.
La idea es machacona, se repite y se hace posible y se ve lo que pasaría si, lo que ocurría si, y no parece tan malo a veces, y parece hasta bueno y conveniente y realizable, pero no, no, no. Rechazo la idea una vez más.
Pero la idea rebota y vuelve aún más fuerte. Y discuto con ella y le doy la razón como los tontos y ella se lo cree. Pero es más lista que yo, maldita idea, y me hace caer en mi propia trampa, la idea, la maldita idea.
No sé cómo quitarla así que decido dejar de pensar, dejar de pensarla. Pero no puedo porque en cada cosa que miro, leo o hago se representa la idea, me vuelve. Y se me hace inconsciente, automática como cambiar las marchas del coche.
Maldita idea. No sé si me volverá loco. Pero puede que me obligue a hacer lo que no quiero hacer, lo que no debo hacer, lo que no querido hacer y por lo que estoy luchando con ella.
Pero al final se ha ido, no sé cómo, ni dónde. Sí sé que volverá y me retorcerá la muñeca de ahí arriba hasta que tal vez consiga su propósito.
Se ha ido y creo que sé cómo y tal vez no valga para otra vez, pero creo que sé cómo. Pensando en otras cosas, al final he dejado de pensar. Tengo un antídoto contra ella. Aunque a veces es peor el antídoto, duele mucho más.
Pensando en otras cosas, al final he dejado de pensar.

Pensando, caminando, pensando, trabajando, pensando

3 comentarios:

CRISTINA dijo...

y a veces, de tanto pensar en tantas cosas, pensando y pensando, al final es cierto, que de pronto te descubres no pensando

Juan José dijo...

No esta mal la reflexión, pero ultimamente me habeis bajado mucho en calidad. No quiero que nadie se me enfade, pero ultimamente da la impresión de que solo andais buscando las vendiciones de otros blogeros, premios, etc para haceros notar. Erais una de las pocas bitácoras que ofrecia algo fresco y directo, y poco a poco habeis caido en una especie de letargo con afan de protagomismo. En fin, hasta los mejores se corrompen en la blogosfera, pero por favor, volver a la senda de la picardia con buenas maneras y lo directo dando un sutil rodeo, así erais realmente diferntes y dabais un poco de esperanza a los que como yo, pensabamos, que todo estaba perdido en el mundillo de los blogs y que dabamos por seguro que el TUENTI infectaría hasta la cabeza mas sana. Un saludo.

Rubén dijo...

Lo intentaremos Juan José, mientras tanto, cómprate un diccionario.