Publicidad

lunes, abril 15, 2013

MINGOTE Y AZCONA, LOS DOS QUE QUEDAN

Hubo una generación de humoristas que publicaban semanalmente sus trabajos en revistas de humor. Eran los inventores de La Codorniz y los que continuaron su trabajo. Se pueden dar más de quince nombres, de los que apenas tres o cuatro serán conocidos. De ellos nacieron grandes obras como Eloísa está debajo de un almendro, Tres sombreros de Copa, La vida en un hilo, El Baile, Las palmeras de cartón, El cochecito o Novia, partido por dos.

De todos estos nombres que no hemos dado, dos han sido reconocidos hasta sus últimos días y, ahora que hace más de un año que han muerto los dos, se siguen publicando sus obras, buscando y buscando en su catálogo menos recordado para dar nuevo material a las imprentas.

En los últimos años de su vida Rafael Azcona reviso y reeditó gran parte de su obra literaria. El cochecito, Los Ilusos, Los Europeos, Los muertos no se tocan, nene y otras novelas que estaban perdidas o descatalogadas han ido viendo la luz. La editorial de Fulgencio Pimentel, además, está reeditando (lo hará en tres volúmenes) la obra de Azcona en La Codorniz. El autor revisó su obra y las escribió como lo hubiera hecho si no hubiera existido la censura. Pero hecho muchos años después, esta reescritura no tenía demasiado sentido en obras ya fijadas y que no tenían la necesidad de ser reescritas.

Poco más de un año hace que murió Antonio Mingote. Y los homenajes y las obras que se editan y reeditan de él van creciendo. Obras literarias o sólo ilustraciones del academico de la lengua han visto la luz. La última, a cargo de la editorial Pepitas de Calabaza a la que hay que alabar el gusto y las acciones, ha lanzado Pequeño Planeta, un libro que reúne unas decenas de sus viñetas. Ilustraciones sin palabras que, sin embargo, explican mucho de lo que el ser humano lleva dentro.

Fueron, casi, los últimos supervivientes a sus tiempos y a sus compañeros y por suerte, aún viven en los libros y resucitan cada cierto tiempo para volver hasta nosotros.

(Mingote, Pequeño planeta, Pepitas de Calabaza, 18 euros
Azcona, ¿Por qué nos gustan las guapas?, Fulgencio Pimentel, 30 euros)





4 comentarios:

Xavier Sans Ezquerra dijo...

Azcona es muy grande y "Un Hombre Solo" de Mingote es una maravilla.

Rubén Bravo dijo...

Muy cierto, Xavier. Si te gustó "hombre solo" este "Pequeño planeta" no te defraudará, es un poco caro, pero es muy bueno.

Xavier Sans Ezquerra dijo...

"Por qué nos gustan las guapas" también es un poco caro, pero he disfutado muchísimo con su causticidad; en estas páginas está la vertiente más iconoclasta del gran Azcona.
¡Quiero tener un consejero como Don Herminio!

Rubén Bravo dijo...

Cuidado con lo que deseas, que Don Herminio siempre aparece cuando mejor te lo estás pasando. Y dando bastonazos. Sí, es un poco caro, pero es lo que tienen las editoriales pequeñas.