Publicidad

domingo, noviembre 09, 2008

CUÁNTA PUTA Y YO QUE VIEJO. VARIACIONES SOBRE UN TEMA DE SINIESTRO TOTAL.


Papaíto entra ¿qué me haces rockero?
Papaíto te llaman, como si fueras un viejo, como si fueras mucho más mayor de lo que eres. Pero te lo dicen al oído, susurrándolo “Papaito” con un acento húmedo en la voz, como pidiendo cosas antes de qué empieces a pensarlas. ¿Qué me haces? Dicen después, con una sonrisa, como si no supieran lo que haces, lo que quieren, lo que han pedido. Me voy haciendo viejo para estos juegos.
las niñas bonitas cobran mucho más dinero

¿Las niñas bonitas cobran más dinero? No lo sé. Las bonitas no son para mí. Pero no parecen mucho más caras que las que no son tan bonitas. Sólo que son para otro tipo de público. Pero creo que son iguales que las otras, que tienen los mismos deseos que no esconden, los mismos gestos que no esconden, la misma ropa que les queda mejor. ¿Las niñas bonitas cobran más dinero? No lo sé. Pero si lo hacen, bien por ellas.

Mujeres desnudas con hombres desnudos
¿qué es lo que hacen cuando están todos juntos?

¿Qué es lo que hacen los hombres con las mujeres? Esta es una pregunta antigua. Ahora todo el mundo sabe la respuesta, las respuestas. Y si no lo sabes, no te preocupes, te lo contarán. ¿qué es lo que hacen? Lo mismo que haces tú o que harías si pudieras. Estoy viejo para esto. La juventud puede conmigo. Es mejor que me calle.

Cuánta puta y yo qué viejo.

Me mira mi amigo y me lo dice. ¡Cuánta puta y yo que viejo! Sí, que tarde hemos nacido le digo yo. Aunque tampoco tanto. A lo mejor con un poco de pericia nos valdría para colarnos por ahí, sin que parezcamos lo viejos que somos. Pero estamos mayores para hacer algo más que pensar en esas cosas con esas señoritas. Viejos y viejos. Putas y putas.

¿Quieres ser mi novio? yo no soy de piedra

No somos de piedra. Miramos y sonreímos. Decimos la frase de siempre. Nos volvemos a sonreír. Llegamos a la conclusión correcta. No somos de piedra. Está claro. Pero estamos viejos para estas putas. Volveremos a las de siempre. Que no se ríen tanto de nosotros. Ni con nosotros. Que no nos dicen con acento intolerable ¿quieres ser mi novio?

zumo de naranja en las tetas de la negra

Visiones absurdas. Zumo de naranja. Negras. Vodka. Morenas. Zarpa. Rubias. Senos. Bourbon. Culos. Espaldas curvadas. Estoy mayor. No me mires así, amigo, pensabas lo mismo que yo. Mirabas lo mismo que yo.

Tristeza post-coitum no me mires a la cara
papaíto sale pero volverá mañana

Y nos ponemos tristes y melancólicos después del coito. Estamos mayores. Pensamos demasiado. No iremos a la cárcel. Somos viejos. Ellas son putas. ¿Qué más da? ¿Volverás mañana, Papaíto? Si me esperas sí.

Cuánta puta y yo qué viejo.

Viejos y viejos. Putas y putas. Así se vuelve la vida.


Siniestro Total. Cuánta puta y yo que viejo.

3 comentarios:

Sintagma in Blue dijo...

Tenían unas letras estupendas.

Julio Vegas dijo...

je, je, je. Y que verdad!

DIONI dijo...

cojonudosssss