Publicidad

martes, mayo 31, 2011

EN PORTADA: CORTIJOS

Hay organismos que se llaman a sí mismos supranacionales, es decir, que están por encima de las naciones y sus leyes. Y se lo creen. Creen que pueden manejar a su antojo las normas. Que pueden hacer, en suma, lo que quieran. Muchas de ellas están alimentadas con el dinero de los contribuyentes. Y aún así hacen lo que les da la gana. Son manipuladores. Son estrategas. Buscan su propia supervivencia. Y almacenar cada vez más poder.

Eso le pasa a la FIFA por ejemplo. Que se cree poderosa, porque maneja el fútbol. Debería darse cuenta de que lo que hace es manejar esclavos y el día que el esclavo se rebela, se acaba la relación con su amo. Y suele acabarse el amo. De momento eso no pasa. De momento lo único que pasa es que se está demostrando que es una entidad corrupta.

Mientras tanto los gobiernos y las entidades como la UE se dedican a legislar sobre idioteces que no le importan a nadie. En lugar de crear una ley de Sociedades Deportivas Profesionales. O de meterle mano a la FIFA, la UCI y otros cortijos que pese a lo que parezca no son más que dictaduras. Si no haces lo que te digo te echo, y si te echo no hay fútbol. Pero para que haya fútbol sólo hace falta un balón.

Tal vez alguien alguna vez quiera hacer algo con esto. Supongo que no sería muy popular al principio. Pero después, todos se lo agradeceríamos. Mientras, que suelten el balón, que es lo único decente que va quedando.



1 comentario:

KEBRAN dijo...

OLÉ
LO HAS CLAVADO
Kebran