Publicidad

domingo, febrero 22, 2009

LAS VIDAS DE RUBÉN BRAVO

De todas las vidas de Rubén Bravo la principal era la que le contaban. La delectación en la escucha de las historias que los demás le contaban constituía un placer, o una necesidad nunca se sabe, a la que no podía resistirse
Todo el mundo está siempre contando algo, ya sabemos que el hombre es también un animal narrador (también que es un animal político, y un animal social y un animal sin más). Escuchaba todo lo que le llegaba a veces con cierto afán coleccionista de aquel que toma su objeto y lo guarda para siempre etiquetado en una vitrina de la que no volverá a salir pero en la que siempre estará cuidado y será observado y recordado.
Así sus historias, recuerdos al fin y al cabo, estaban en su memoria, dispuestas a la revista continua. A veces fallaba el narrador o los personajes (no es infinita la memoria, no es perfecta la memoria) pero lo esencial se guardaba allí.
De entre todos los narradores Rubén tenía, evidentemente, sus favoritos. Tal vez no fueran los mejores ni contaran las mejores historias, pero tenían cierto gusto, ciertas digresiones (ahí se marcaba el estilo en qué contar y cómo contarlo, en esos detalles pequeños que se cuentan o se olvidan) que hacían de ellos los mejores. O la mejor.
Varias vidas, todas las vidas al fin y al cabo, se mezclaban en las narraciones, en los relatos. Todo hacía que al final, mirando con perspectiva pareciera que se contaba algo mucho más importante que una historia, que un suceso. Se iban explicando las vidas de todos, de los personajes, del narrador, del mismo Rubén, todas mezcladas y hechas una.
Porque después de todo se vive para contar la vida. Porque la vida no contada no existe.
Esta era la vida preferida de Rubén Bravo, la que le contaban, la que se recontaba a sí mismo, la que le oía contar a ella. Era imperfecta y brutal y tonta y absurda y bonita y divertida. Era falsa y verdadera. Era, si la contaba quién debía, si la contaba bien, una vida apasionante.

Contar, escuchar

1 comentario:

CRISTINA dijo...

uohhhhhhhhhh tener un narrador así debe ser espectácular!!!! XD